Desde muy pequeña estuve ligada al arte, primero con la música y luego con la pintura. 
Cuando recuerdo mis comienzos con la pintura, me parece increíble que esa inquietud se haya convertido en mi profesión. 
Siempre tuve la necesidad de contar algo acerca de mi mundo interior, de darle forma y color y plasmarlo a través de trazos y pinceladas. 
Más tarde quise enseñar a pintar, transmitir mis conocimientos y despertar en el otro estas ganas de ver el mundo con otros ojos.
Fue así como abrí mi taller y comencé a dar clases de pintura, para que todos puedan experimentar cómo la pintura te cambia la vida, como lo hizo conmigo. 
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now